Ataques rusos en el este de Ucrania matan a 11 personas, incluidos niños: Gobernador

LAS ESPOSAS RUSAS PROTESTAN EN EL KREMLIN

Las autoridades de Belgorod, ante el riesgo de bombardeos ucranianos, cancelaron las celebraciones nocturnas de Navidad ortodoxa del sábado.

Ya habían ampliado las vacaciones escolares hasta el 19 de enero y ofrecieron evacuar a los habitantes de la ciudad de 300.000 habitantes.

Las medidas sin precedentes para una importante ciudad rusa son un duro golpe a las ambiciones del Kremlin, que siempre ha tratado de dar la impresión de que el conflicto no afecta directamente a la vida cotidiana y a la seguridad de los rusos.

En otra señal desagradable para los líderes rusos, un grupo de esposas de rusos movilizados para luchar en Ucrania depositaron flores simbólicamente el sábado ante la llama del soldado desconocido justo debajo de los muros del Kremlin y exigieron el regreso de sus maridos del frente.

La ira crece desde hace meses entre los familiares de los reservistas que el presidente Vladimir Putin movilizó en septiembre de 2022, siete meses después de la invasión inicial de Ucrania.

La movilización es un tema delicado para las autoridades, que hasta ahora se han abstenido de reprimir las señales de descontento.

El sábado, unas 15 mujeres desafiaron el frío invernal para colocar flores rojas en un lugar en el corazón de la capital.

Paulina, madre de un niño de un año, afirmó que la protesta es “la única acción pacífica que aún no ha sido prohibida por la ley”.

“Siento que los estamos molestando. Pero nadie permanecerá en silencio. Continuaremos así todos los días, todos los sábados. Pondremos flores” para llamar la atención sobre la situación, dijo.

“En algún momento será imposible ignorarnos”, añadió Paulina, afirmando que está decidida a recuperar a su marido.

Leave a Comment