Trump señala planes para perseguir a la comunidad de inteligencia en caso de documentos

Los abogados del expresidente Donald J. Trump dijeron en documentos judiciales presentados el martes por la noche que tenían la intención de colocar acusaciones de que la comunidad de inteligencia estaba parcializada contra Trump en el centro de su defensa contra los cargos que lo acusaban de retener ilegalmente docenas de documentos altamente sensibles. documentos clasificados después de que dejó el cargo.

Los abogados también indicaron que planeaban defender a Trump tratando de demostrar que la investigación del caso estaba “políticamente motivada y sesgada”.

Los documentos judiciales, presentados en el Tribunal Federal de Distrito en Fort Pierce, Florida, dieron la imagen más clara hasta el momento de la estrategia legal de tierra arrasada que Trump aparentemente planea usar para luchar contra la acusación de documentos clasificados presentada durante el verano.

Si bien la presentación de 68 páginas fue formalmente una solicitud de los abogados de Trump a la oficina del fiscal especial, Jack Smith, para que les proporcione una gran cantidad de información adicional que creen que puede ayudarlos a luchar contra los cargos, a menudo se lee más como una una lista de temas de conversación políticos que un resumen de argumentos legales.

Los acusados ​​criminales rutinariamente hacen tales solicitudes en lo que se conoce como mociones para exigir el descubrimiento, pero muchas de las solicitudes en la presentación de Trump parecían tener la intención de presentar a Trump como la víctima de las agencias de espionaje que una vez le sirvieron y de una supuesta colusión entre los Administración de Biden y fiscales que han presentado algunos de los cuatro casos penales que enfrenta ahora.

Ese retrato estaba en consonancia con el persistente estribillo de Trump de que el llamado “Estado profundo” ha estado persiguiéndolo casi desde el momento en que ingresó al servicio público. Tales acusaciones han demostrado ser políticamente útiles para Trump incluso si las pruebas que las respaldan han sido a menudo dudosas o inexistentes.

Los servicios de espionaje de la nación ocuparon un lugar central en los periódicos, dado que es probable que funcionarios de inteligencia testifiquen en el juicio sobre lo que los abogados de Trump llamaron sus “evaluaciones subjetivas” de los más de 30 documentos clasificados que se acusa al expresidente de retirar del sitio. Casa Blanca.

“Una de las formas en que el presidente Trump desafiará ese testimonio es demostrando que la comunidad de inteligencia ha operado con un sesgo en su contra que se remonta al menos a la denuncia de un denunciante de 2019 relacionada con su llamada con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky”, dos de los abogados de Trump, Todd Blanche y Christopher M. Kise, escribieron, refiriéndose al incidente que resultó en el primer juicio político de Trump.

Blanche y Kise dijeron que planeaban utilizar “evidencia relacionada con el sesgo analítico albergado por la comunidad de inteligencia” para socavar la afirmación de la fiscalía de que los documentos que Trump se llevó estaban relacionados con cuestiones de defensa nacional. El equipo de Smith tendrá que probar tales conexiones para que los jurados encuentren al ex presidente culpable de violar la Ley de Espionaje, el estatuto central que se le acusa de violar.

Si bien se desconoce el contenido específico de los documentos, la acusación dice que algunos están relacionados con secretos nucleares y planes militares contra adversarios estadounidenses. Los documentos, que procedían de varias agencias de inteligencia, se encontraban entre los registros más clasificados que tenía el gobierno federal, según documentos judiciales.

El equipo legal de Trump se ha burlado persistentemente de todos los casos que enfrenta como ataques partidistas en su contra mientras prepara su tercera candidatura a la Casa Blanca. Y en la presentación del martes por la noche, Blanche y Kise pidieron a la jueza Aileen M. Cannon, que supervisa el caso de documentos clasificados, que obligue a Smith a entregarles cualquier “documento y comunicación que refleje parcialidad y/o animadversión política”. hacia el presidente Trump” por miembros de su propio equipo de fiscalía.

Los abogados solicitaron además cualquier comunicación entre el equipo de Smith y la Casa Blanca, así como entre la Casa Blanca y los fiscales locales en Georgia que han acusado a Trump en una extensa acusación por extorsión de intentar anular los resultados de ese proceso. elecciones estatales en 2020.

La presentación también pedía información sobre uno de los principales adjuntos de Smith, Thomas P. Windom, quien ha tomado la iniciativa en el procesamiento del otro caso federal que enfrenta Trump, uno en el que se le acusa de conspirar para revocar su mandato de 2020. pérdida para Joseph R. Biden Jr. En un detalle no revelado anteriormente, la presentación señaló que el Sr. Windom también había desempeñado un papel importante en el procesamiento del caso de documentos clasificados.

Los abogados de Trump señalaron, por ejemplo, que los Archivos Nacionales, que pusieron en marcha la investigación de documentos después de descubrir registros confidenciales en un tesoro de materiales que Trump devolvió a su oficina después de abandonar la Casa Blanca, se habían comunicado con Windom en febrero de 2022. Los abogados dijeron que el Sr. Windom, además de las entrevistas que realizó durante el caso de interferencia electoral, también realizó 29 entrevistas en el caso de documentos clasificados.

La presentación también pedía información adicional sobre una autorización de seguridad del Departamento de Energía que Trump de alguna manera mantuvo mucho después de dejar el cargo. Esa “verdad incómoda”, como la describieron sus abogados, podría ayudar a Trump a defenderse de los cargos de haber conservado ilegalmente al menos uno de los documentos del caso: un registro relacionado con el “armamento nuclear”.

La presentación del martes por la noche fue similar en tono y sustancia a una solicitud de descubrimiento de pruebas que los abogados de Trump presentaron en noviembre en el caso de interferencia electoral, que se desarrolla en el Tribunal Federal de Distrito en Washington.

En esa presentación, los abogados sugirieron que planeaban cuestionar las conclusiones de la comunidad de inteligencia de que las elecciones de 2020 se llevaron a cabo de manera justa. También indicaron que tenían la intención de generar una serie de distracciones como parte de su defensa, diciendo que querían arrastrar al caso asuntos no relacionados, como el procesamiento penal del hijo de Biden, Hunter.

Leave a Comment