Derrotas legislativas consecutivas ponen de relieve el caos republicano en EE.UU.

Gran parte del caos se ha atribuido a Trump, quien parece casi seguro que será el candidato del partido en noviembre a pesar de perder la presidencia ante Joe Biden en 2020 y estar envuelto en cargos penales.

Los republicanos del Senado exigieron la seguridad fronteriza como condición para apoyar a la Ucrania pro occidental mientras lucha contra una invasión a gran escala de Rusia lanzada en 2022.

Pero Trump se postula para regresar a la Casa Blanca con una plataforma centrada en acusar a Biden de no resolver el problema fronterizo.

Un compromiso bipartidista, que lleva meses gestándose y que combina la ayuda a Ucrania e Israel con algunas de las restricciones a la inmigración más estrictas en décadas, colapsó a los pocos días de su publicación el fin de semana, cuando Trump advirtió a los legisladores que lo rechazaran.

Biden dijo desde la Casa Blanca que el acuerdo se estaba desmoronando porque Trump buscaba “convertir en arma” la crisis fronteriza. Instó a los legisladores del “Grand Old Party” (GOP, como se conoce a los republicanos) a “mostrar algo de coraje”.

Johnson negó que las derrotas del martes fueran un reflejo de su liderazgo y prefirió culpar a la creciente polarización en todo el Congreso y en el país en su conjunto.

“Mire, la nación está dividida. Lo lamentamos, ¿verdad? Las diferencias, el abismo entre los dos partidos en este momento, es más amplio que nunca”, dijo.

Pero la vergüenza dejó a los republicanos cuestionando la dirección del partido bajo Johnson, quien tiene una mayoría muy estrecha y normalmente puede darse el lujo de perder sólo tres o cuatro votos, dependiendo de quién esté presente.

“La ex presidenta (demócrata) de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi… nunca perdió una votación en sus ocho años blandiendo el mazo”, dijo Gabe Fleisher, autor del boletín Wake Up To Politics.

“Johnson, que llegó al alto cargo con la menor experiencia legislativa de cualquier presidente en 140 años, acaba de perder dos en una sola noche. Considérelo otra norma más borrada por su disfuncional mayoría republicana en la Cámara”.

Leave a Comment