El máximo tribunal de Ecuador despenaliza la eutanasia tras la demanda de un paciente terminal

Ecuador despenalizó el miércoles la eutanasia, convirtiéndose en el segundo país latinoamericano en permitir el procedimiento, en respuesta a una demanda interpuesta por un paciente terminal.

Emitido el:

2 minutos

Con siete de sus nueve jueces votando a favor, el Tribunal Constitucional del país abrió la puerta para que los médicos ayuden a morir a un paciente intratable sin tener que ir a la cárcel.

La pena por homicidio “no puede aplicarse a un médico que realice un procedimiento activo de eutanasia con el fin de preservar el derecho a una vida digna”, señala el fallo judicial.

La demanda fue interpuesta en agosto por Paola Roldán, quien padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurológica progresiva también conocida como enfermedad de Lou Gehrig.

En su denuncia, Roldán impugnó un artículo del Código Penal ecuatoriano, que considera el procedimiento un homicidio que conlleva una pena de entre 10 y 13 años de prisión.

“Quiero descansar en paz. Lo que estoy viviendo es doloroso, solitario y cruel”, dijo Roldán, postrado en cama, en una audiencia judicial en noviembre a través de un enlace de video.

“Esta no es una lucha para morir. Sé que me estoy muriendo, es una lucha sobre cómo hacerlo”, dijo con la voz quebrada, con un tubo de oxígeno pegado a la nariz.

‘Decisiones libres e informadas’

Ecuador siguió los pasos de Colombia, que despenalizó la eutanasia en 1997.

Los legisladores de Uruguay y Chile están debatiendo actualmente el tema, mientras que México tiene la llamada ley de “buena muerte”, que permite al paciente o su familia optar por no recibir soporte vital.

Tras estudiar los argumentos de Roldán, el tribunal de esta nación tradicionalmente conservadora y de mayoría católica dictaminó que “no sería razonable imponer la obligación de seguir con vida a alguien que está pasando por esta situación”.

“Todo ser humano puede tomar decisiones libres e informadas cuando su desarrollo personal se ve afectado, lo que… incluye la opción de poner fin al intenso sufrimiento causado por una lesión corporal grave e irreversible o una enfermedad grave e incurable”, afirmó.

El tribunal encargó al Ministerio de Sanidad que redactara el reglamento del procedimiento en un plazo de dos meses. Por su parte, la Defensoría del Pueblo tendría que redactar un proyecto de ley sobre eutanasia en un plazo de seis meses para ser aprobado por el Congreso en el plazo de un año.

Pero el abogado de Roldán, Farith Simón, insistió el miércoles en un post en X, anteriormente, que “la sentencia es inmediatamente ejecutable”.

Escribiendo en las redes sociales el viernes, cuando supo que su caso ante el alto tribunal estaba en la etapa final, Roldán dijo: “Varias veces pensé que no iba a poder ver los frutos de este proceso, como quien planta un árbol”. para que alguien más pueda sentarse bajo su sombra.”

(AFP)

Leave a Comment