Palestinos en Rafah describen una “noche llena de horror” durante el rescate de rehenes israelíes

Los palestinos en Rafah describieron una noche de miedo cuando los ataques israelíes azotaron la zona el lunes temprano, matando e hiriendo a decenas, según el Ministerio de Salud en la Franja de Gaza, y destacando el costo de la operación militar de Israel para liberar a sus rehenes.

“Juro por Dios que fue una noche indescriptible”, dijo Ghada al-Kurd, de 37 años, que se encuentra entre más de un millón de personas refugiadas en la ciudad del sur de Gaza. “Los bombardeos estaban en todas partes; estábamos convencidos de que el ejército israelí estaba invadiendo Rafah”.

El ejército de Israel dijo el lunes temprano que había llevado a cabo una “ola de ataques” en Rafah para brindar cobertura a los soldados que liberaron a dos rehenes en poder de Hamas. El Ministerio de Salud de Gaza dijo que al menos 67 personas habían muerto en los ataques y que era probable que la cifra aumentara. Las cifras del ministerio no distinguen entre combatientes y civiles.

El Dr. Marwan al-Hamase, director del Hospital Abu Yousef al-Najjar en Rafah, dijo que el hospital había recibido a 100 personas heridas durante la noche, junto con los cuerpos de 52 que murieron.

Maher Abu Arar, portavoz del Hospital Kuwait en Rafah, dijo que el hospital había acogido al menos 15 cadáveres y 50 heridos. “Había muchas partes de cuerpos”, dijo Abu Arar, tras los “sucesivos y repentinos” ataques israelíes.

Al-Kurd dijo que la gente en Rafah entró en pánico y consideró evacuar durante la noche, pero “nadie sabía siquiera adónde ir”. Agregó en un mensaje de voz que sus sobrinas jóvenes “estaban llorando y yo estaba tratando de calmarlas”, aunque ella también estaba “muy asustada”.

Los palestinos en Rafah se han estado preguntando si deberían evacuar antes de una esperada ofensiva terrestre israelí en la ciudad. Pero muchos de los que ya han sido desplazados varias veces desde el inicio de la guerra han dicho que no tienen otro lugar adonde ir.

Al-Kurd envió cinco breves mensajes de voz que grabó durante la noche en los que se escucha claramente el sonido de intensos bombardeos y ametralladoras. En el fondo de una de las grabaciones, una niña llora y llama a su madre. En otro mensaje, al-Kurd dice: “El bombardeo estuvo muy cerca”.

“En pocas palabras, fue una noche llena de horror, ataques, muerte y destrucción”, dijo Akram al-Satri, de 47 años, que se encuentra en el campo de refugiados de Shaboura en Rafah. Dijo que las huelgas comenzaron alrededor de la 1 de la madrugada y que hubo “enfrentamientos muy violentos”. Añadió en un mensaje de voz el lunes por la mañana que varias casas y una mezquita en la zona habían sido destruidas.

“Las explosiones provocaron un estado de pánico entre hombres, mujeres y niños por igual”, dijo al-Satri. “El estado de pánico empujó a todos a empacar lo que tenían, pensando que la invasión terrestre de Rafah había comenzado y que vivirían lo que otros viven en Khan Younis, la ciudad de Gaza y el norte”, añadió, enumerando áreas de Gaza que los israelíes Las tropas terrestres han invadido durante los últimos cuatro meses de guerra.

Majd Huwehe, periodista independiente de 35 años, dijo que las huelgas y enfrentamientos “comenzaron repentinamente”, lo que lo hizo correr a él y a su familia a una escuela cercana en busca de refugio porque la tienda en la que se alojaban no podía ofrecer protección contra la metralla. “Todo el mundo estaba aterrorizado”, dijo.

Leave a Comment