Oficial de policía de Nueva York mata a tiros a un hombre en un apartamento de Queens, dicen las autoridades

El lunes, un oficial de policía de la ciudad de Nueva York mató a tiros a un hombre en un apartamento de Queens que, según las autoridades, había apuntado con una “pistola de imitación” a los agentes que respondían a una llamada al 911 informando que se habían realizado disparos contra el edificio.

El hombre, a quien la policía no identificó de inmediato, se negó a las órdenes de los oficiales de soltar lo que les pareció un arma de fuego real, dijo Jeffrey B. Maddrey, jefe del Departamento de Policía, en una conferencia de prensa.

“Parece ser una imitación de un arma”, dijo.

El jefe Maddrey no dijo si los agentes habían usado y activado cámaras corporales durante el tiroteo, aunque las circunstancias que describió sugirieron que deberían haberlo hecho según las pautas del Departamento de Policía. Uno de los agentes disparó “múltiples tiros”, dijo, y alcanzó al hombre al menos una vez.

El tiroteo ocurrió poco después de las 10:30 am en un apartamento del cuarto piso del complejo de viviendas públicas Ocean Bay Apartments en la sección Arverne de la península de Rockaway, dijo el jefe Maddrey.

Dos agentes uniformados que respondieron a la llamada al 911 llegaron a la dirección y luego fueron al apartamento basándose en una investigación inicial, dijo el jefe Maddrey. No dijo quién hizo la llamada.

Lamont Davis, un portero, dijo que estaba barriendo afuera del edificio donde ocurrió el tiroteo cuando aparecieron dos policías y le preguntaron si había escuchado algo inusual. Dijo que les dijo que no. Le dijeron que estaban respondiendo a un informe de disparos, dijo Davis.

Pronto llegaron dos agentes más y le hicieron la misma pregunta, dijo. Al poco tiempo, dos de los cuatro agentes se marcharon deseándole buenos días. Dijo que vio a los otros dos entrar al edificio.

El jefe Maddrey dijo que un hombre que abrió la puerta del apartamento dejó entrar a dos oficiales y los dirigió a una habitación trasera, donde estaba un segundo hombre.

Los oficiales le dijeron al hombre que estaba en el dormitorio que abriera la puerta, dijo el jefe Maddrey. Cuando el hombre lo hizo, sostenía lo que parecía ser un arma y apuntaba a los oficiales, quienes le dijeron que la soltara, dijo el jefe. Cuando el hombre no lo hizo, uno de los agentes abrió fuego, dijo el jefe.

Una mujer que se identificó como vecina dijo que escuchó el golpe de algo pesado golpeando el suelo alrededor de las 10:30 am (se negó a dar su nombre por temor a represalias).

Los agentes de policía tomaron medidas para salvarle la vida, dijo el jefe Maddrey, pero el hombre fue declarado muerto después de ser trasladado a un hospital.

El señor Davis, el portero, dijo que minutos después de hablar con los cuatro policías, los dos que se habían ido regresaron corriendo. Corrieron hacia el edificio y le gritaron que “saliera”.

Llegaron los trabajadores de los servicios de emergencia, dijo Davis, y vio cómo sacaban en camilla a un joven que parecía tener unos 20 años.

“Sin gemidos, sin gemidos, sin mover los dedos de los pies”, dijo Davis. “La carne puede estar viva, pero el espíritu ha desaparecido”.

El jefe Maddrey dijo que, contrariamente a lo que informó la persona que llamó al 911, no se habían hecho disparos en la dirección antes de que llegara la policía. el mostro una fotografía del arma que, según dijo, había sido recuperada del lugar.

El tiroteo está siendo investigado por la División de Investigación de la Fuerza del Departamento de Policía, dijo el jefe.

Una revisión inicial indicó que el hombre que recibió el disparo no había tenido ninguna interacción previa con las autoridades, dijo el jefe Maddrey, y que tanto él como el hombre que abrió la puerta vivían en el apartamento.

La mujer que se describió como vecina dijo que las personas en el apartamento donde ocurrió el tiroteo eran una familia tranquila de Jamaica que había vivido en el edificio durante más de 15 años.

Dijo que su hija había asistido a la Escuela Pública 105 con el hombre que recibió el disparo, a quien describió como el hijo menor de la familia.

La mujer dijo que su hija lo había ayudado a menudo con sus tareas cuando eran niños, pero que se distanciaron después de que su hija fue a la universidad en Florida.

“Es realmente impactante para mí”, dijo.

La Fiscalía General del Estado, facultada para investigar episodios en los que agentes policiales causen la muerte de civiles, confirmó que había iniciado una evaluación preliminar del tiroteo. Se podría abrir una investigación formal dependiendo del resultado de esa evaluación.

Selvena N. Brooks-Powers, que representa el área en el Concejo Municipal, dijo que había sido informada sobre el tiroteo y esperaba “una investigación exhaustiva y completa”.

Los agentes de policía de la ciudad de Nueva York dispararon sus armas en 40 ocasiones el año pasado hasta el 23 de diciembre, según registros del departamento. Eso fue una caída del 35 por ciento con respecto a las 62 descargas de armas registradas en 2022.

Nate Schweber contribuyó con el reportaje. Susan C. Beachy contribuyó a la investigación.

Leave a Comment